AlimentaciónConsejosEstilo de Vida

Residuos Orgánicos

Sabía usted que casi el 40% de los desechos que producimos en casa son Residuos orgánicos, y la gran mayoría de las personas se deshacen de ellos sin explorar el gran potencial que tienen.

Quédese con nosotros y descubra como aprovechar al máximo el contenido de la basura, y de ese modo, contribuir a la conservación de nuestro planeta.

Qué son Residuos Orgánicos.

Hay algo que tenemos en común todos los seres humanos y en lo cual no hay discriminación de raza, color, sexo o posición social: absolutamente todos producimos enormes cantidades de basura.

Evidentemente existen tipos diferentes de basura, hay basura residencial, que es la que usted y yo producimos en nuestros hogares, basura de origen industrial, basura del sector agroindustrial, comercial, naval.

Pero lo cierto es que dentro de nuestra basura existe una gran cantidad de desechos que son orgánicos, es decir que vienen de materias vivas, y por lo tanto son biodegradables.

Cuáles Residuos son Orgánicos.

Muchas personas no tienen idea de lo que significa “orgánico”, y de allí la confusión en diferenciar cuáles son desechos orgánicos y cuáles no.

Tomando en cuenta o anterior, queremos hacértelo más sencillo, es importante diferenciarlos, pero es más importante aún saber qué hace con ellos, así que te diremos que la palabra orgánico viene de lo vivo, y esto incluye orgánico de origen animal, (residuos de carnes blancas, rojas, o magras e incluso derivados lácteos) vegetal (conchas, cáscaras, residuos, semillas, borra) y mineral (Aceite, manteca, grasas).

Todas las cosas, a groso modo mencionadas en el párrafo anterior, nos dan una pincelada de la gran cantidad de desechos orgánicos que existe en nuestra basura y que tristemente n aprovechamos para reciclar, bien sea en labores de bricolaje como para sacarle el mayor provecho en actividades de comporta, sino que simplemente los embolsamos y los colocamos en los contenedores, no solo desaprovechándolos sino también aislándolos en bolsas u otros materiales impidiendo que nutran la tierra a donde son desechados.

Cómo es el trato natural de los Residuos Orgánicos.

En la madre y sabia naturaleza, todos los residuos orgánicos tienen una razón de ser para el mantenimiento del equilibrio ecológico. En tal sentido, las semillas, los cadáveres, la hojarasca, incluso las heces, son naturalmente reusadas sirviendo de materia prima para u n grupo de organismos denominado descomponedores y saprofitos.

Estos organismos se alimentan de materia en descomposición e incluso de materia muerta, así cuando as redes tróficas, antiguamente conocidas como pirámides alimenticias, van dejando desechos, estos microorganismos vienen no sólo aprovechan dichos desechos orgánicos para alimentarse y obtener de allí su energía, sino que permiten que los compuestos químicos alimenten los suelos, volviéndolos ricos en nutrientes, lo cual va cambiando su color, oscureciéndolo y su composición química haciéndolos cada vez más aptos para producir y fructificar.

Los Residuos Orgánicos en la cotidianidad.

En nuestros hogares es común la presencia de residuos orgánicos en nuestra basura, pero tristemente las encuestas demuestran que la mayoría no hace nada con ellos, simplemente los embolsan y los desechan, rompiendo incluso el ciclo natural explicado anteriormente, de este modo de hecho interferimos impidiendo que los descomponedores y saprofitos hagan su trabajo devolviéndole los nutrientes a la tierra.

lo ideal, entonces, es que cada persona sepa exactamente qué puede hacer para aprovechar este potencial que se encuentra en los residuos cotidianos y más allá de ello, que de verdad se encuentren en la disposición de, con pequeñas acciones, propiciar importantes cambios en el estilo de vida, cuyo propósito final es ayudar en la conservación de nuestro planeta.

Cómo aprovechar los Residuos Orgánicos en nuestros hogares.

Pequeñas acciones que cambiarán nuestro estilo de vida.

Fundamentalmente, debemos disponer en nuestro corazón hacer cambios provechosos para nuestro estilo de vida.

Usted y yo podemos pasar el día leyendo e investigando sobre este tema, u otro que sea ecológicamente amigable, pero al final del día, si no disponemos cambiar nuestros hábitos, en poco ayudaremos al planeta.

Designar contenedores para nuestros residuos.

Lo primero y más importante es reciclar nuestra basura, seleccionándola de acuerdo su naturaleza.

Pero, para lograrlo debemos disponer en nuestros hogares de contenedores para los distintos tipos de desechos que generamos en nuestra vida cotidiana, por ejemplo, contenedor para vidrio, contenedor para plástico, contenedor para papel, contenedor para aluminio, y por supuesto, un contenedor para residuos orgánicos.

Disponer nuestra basura de modo adecuado.

Una vez tenga listos sus contenedores, debemos ir seleccionando el tipo de desechos que van en cada uno, esto es muy importante, pues muchas personas piensan que es un engorroso proceso, pero la verdad es que una vez que comiences a hacerlo notarás que llegará un punto en que lo realizarás de modo casi automático.

Evidentemente no te sientas al final del día con guantes plásticos a colocar cada tipo de basura en n contenedor, sino más bien conforme vaya pasando el día, la basura que vas generando la vas ubicando en el contenedor que le corresponde, y de ese modo, optimizarás el proceso, recuerda que es una cuestión de hábitos.

Para hacerlo más sencillo, en cuanto a los residuos orgánicos, coloca los contenedores cercanos a la cocina, toando en cuenta que es allí donde más se generan.

Hacer algo productivo con nuestros residuos orgánicos.

La idea final, es que usted una vez tenga todos los residuos orgánicos de su hogar en un solo contenedor, pueda aprovecharlos al máximo.

Una de las maneras más sencilla de hacerlos es enterrándolos, si usted dispone de un lugar en su hogar donde pueda enterraros, este es un modo muy sencillo de hacer una composta y de hecho es el modo más natural en devolver a la tierra los nutrientes.

también, puedes elaborar compost en casa, disponiendo de un lugar adecuado para ir acumulando los desechos orgánicos, que junto a tierra y lombrices de cría se va formando un rico abono para tus plantas.

Otro modo óptimo, de aprovechar los residuos orgánicos es venderlos, o donarlos, a granjas, ya que en estos lugares pueden aprovechar al máximo tus desechos usándolos como bases de abono e incluso para alimentar animales.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar