Mundo Orgánicos

Detergente Orgánico

Actualmente, estamos acostumbrados a lo rápido y lo fácil, y es que con lo acelerado de la vida y lo fuerte de las rutinas es lo menos que podríamos esperar de los avances de la ciencia y la tecnología.

Sin embargo, no siempre lo rápido fácil y efectivo es lo más idóneo , tanto para la salud individual, como para la conservación del planeta, es por ello, que vemos como el mercado se replantea hacia lo ecológico, especialmente el mercado de los detergentes que ahora opta por ser orgánicos.

Lo que no nos dicen de los detergentes convencionales.

Nuestros ancestros, apostaban por el uso de detergente orgánico, pues era el que se producía de modo artesanal para mantener la limpieza corporal y de todo lo relacionado con el hogar.

Pero, los vertiginosos avances de la ciencia y la tecnología permitieron la incorporación de sustancias químicas fuertes, desengrasantes, olores, colores, blanqueadores, y un sinfín de moléculas toxicas, que transformaron esas recetas tradicionales en toda una industria que ha abandonado totalmente sus raíces.

Efectos adversos ligados a los detergentes convencionales.

Los detergentes convencionales, lo que hacen es eliminar toda suciedad, mostrando con resplandor los rápidos resultados, sin medir el costo de esta maravilla, ante la cual todos caímos deslumbrados siempre, sin darnos cuenta todo lo que se esconde detrás de la industria de detergentes.

Efectos en el ambiente.

Sin embargo, los efectos se han hecho sentir, tanto en la naturaleza donde dichos componentes contaminan y dejan sus residuos por un gran periodo devastando la flora y la fauna y contaminando de modo perenne el aire, suelo, agua, sin que haya modo de recuperarse.

Daños a la salud.

Del mismo modo, estos compuestos químicos ocasionan alergias e irritaciones a las personas que los usan y son de pieles sensibles, pero lo peor es que estas sustancias químicas que son usadas en la elaboración de detergentes convencionales van penetrando la piel, y van causando daños más graves que se producen en secreto ante el contacto permanente, de lo que pareciese inofensivos detergentes químicos.

Subproductos contaminantes.

No solo son los residuos químicos, surfactantes, y petroquímicos altamente contaminantes, los que preocupan, y causan desastres ambientales, también es que al gran mayoría de detergentes viene en su presentación comercial en recipientes plásticos, los cuales son desechados al culminar con el uso del detergente.

Estos residuos plásticos, bien sean potes, bolsas, envolturas, duran muchísimo tiempo en el ambiente antes de ser degradados, incluso pueden pasar hasta 200 años y ellos continuarán allí, causando estragos en los ecosistemas y en la vida silvestre, además de ser muy poco reciclables.

Detergente orgánico una alternativa ecológica.

Los detergentes orgánicos, o ecológicos como son conocidos se han mantenido en el mercado desde hace más de un siglo, las marcas más populares cuentan con un respeto certificado y una probada y respetada trayectoria, aunque no contaban con la suficiente preferencia entre los consumidores como ha ocurrido en las últimas décadas.

Y es que se han aglutinado factores que han cambiado las perspectivas del consumidor entre las que destacan el desgaste del planeta, las campañas conservacionistas y ecológicas, la nueva bioética comercial, e incluso las mismas consecuencias en cuanto a salud, las que han empujado, y más que eso convencido a los consumidores de preferir los detergentes orgánicos.

Por otro lado, existe otra corriente de pensamiento más radical, en donde los consumidores no solo apuestan por los detergentes orgánicos comerciales, sino que buscan el modo de fabricarlos en casa, usando ingredientes tradicionales y que les dan la garantía de no contaminarles, fuera de que son económicamente más accesibles, y que además resultan muy fáciles de elaborar.

Algunos ingredientes que sirven en la elaboración de detergente orgánico casero.

Muchas personas piensan que para elaborar algún detergente orgánico en casa requieren cosas rebuscadas y costosas, pero la realidad es que la mayoría de los ingredientes que necesitaríamos para elaborar un detergente de calidad están a libre disposición en nuestros hogares.

El limón.

El limón es una fruta cítrica con poderosas propiedades antimicrobianas que pueden ser aprovechadas al máximo en el hogar al momento de hacer la limpieza, además de ello su fresco olor servirá para repeler insectos y moscas.

El bicarbonato de sodio.

Absolutamente todos tenemos en el hogar este espectacular polvo blanco que tiene múltiples funciones para la salud, pero también tiene increíbles funciones cuando de limpieza se trata pues es totalmente eficaz para desmanchar casi cualquier superficie.

Además de ello, el bicarbonato de sodio es un mata olores por excelencia, por lo que se puede aprovechar al máximo a un bajísimo costo.

El vinagre blanco.

Si lo que quieres es mantener tus superficies sin malos olores y totalmente limpias para que no se reproduzcan en ellas hongos, bacterias y cualquier otro tipo de microorganismos, utilizar vinagre blanco con agua es una excelente opción, pues son solo quitara cualquier olor molesto, sino que mantendrá tus superficies brillantes y libres de bacterias.

Aceites esenciales naturales.

En el mercado ecológico, puedes hallar aceites esenciales naturales que son totalmente beneficiosos cuando de limpieza se trata.

Con solo unas gotas en el agua donde enjaguas tu ropa puedes encontrar los más frescos olores, así como con la aplicación durante la limpieza sin causar efectos secundarios. Entre los aceites esenciales naturales más populares para la elaboración de detergente orgánicos se encuentran el aceite de té, le aceite de lavanda, el aceite de pino, el aceite de coco, y el aceite e almendras, cuyos agradables olores e increíbles propiedades limpiadoras son las más buscadas.

Cenizas.

Tal vez no lo sabias, pero las cenizas blancas que se obtienen de la quema de madera es usada como blanqueador y como detergente orgánico natral.

Aprovechar sus propiedades limpiadoras y profundas es muy sencillo, solo debes poner a reposar las cenizas blancas en medio tobo de agua, y luego de un día, apartas el agua clara que desprende y la usas para remojar la ropa y lavar, así que la próxima vez que te vayas a deshacer de los restos de la chimenea piensa de un modo ecológico y aprovéchalos al máximo.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar